El precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump dijo que no necesita ganar el martes en la primaria de Nuevo Hampshire para asegurarse la nominación, bajando el perfil al acto pese a que lleva una ventaja de dos dígitos en las encuestas.

El multimillonario quedó segundo en Iowa, detrás del senador Ted Cruz, pese a que los sondeos lo mostraban como un claro ganador. Su candidatura preocupa al sector más conservador de su partido en una campaña llena de polémicas, como su pedido de impedir que los musulmanes entren a Estados Unidos.

NOTICIA: Sensatez de Trump se desvanece ante liderazgo de Cruz

Ningún republicano ha ganado la nominación desde 1970 sin imponerse en el caucus de Iowa o la primaria de Nuevo Hampshire, aunque técnicamente esto no es imposible.

Al ser consultado sobre si una derrota el martes sería un duro golpe para su campaña, Trump dijo a la cadena NBC: "No creo que lo necesite. Me gustaría ganar, pero no sé si es necesario".

NOTICIA: Victoria de Ted Cruz en Iowa fue fraude: Trump

Recientes encuestas de opinión le han dado a Trump una ventaja de entre 10 y 22 puntos porcentuales sobre su más inmediato competidor.

Trump ha basado su compaña en su autoproclamada imagen de "ganador", y una derrota esta semana intensificaría las dudas de que pueda convertir el respaldo de las encuestas en apoyo en las urnas.

abr