Miami.- Tras su triunfo en Florida, Mitt Romney, buscará mantener ahora su posición como el principal aspirante a la candidatura presidencial por el Partido Republicano, al concentrar su campaña en Nevada, donde el sábado se realizarán las primarias.

El ex gobernador de Massachusetts llegará este miércoles a Nevada para realizar una campaña de apenas tres días.

Antes de su triunfo en Florida, Romney ya era favorito para encabezar las votaciones de las asambleas comunitarias (caucus) que se efectuarán la noche del sábado en Nevada.

Romney ganó Nevada en su campaña de 2008, cuando buscó por primera vez la candidatura presidencial republicana, apoyado de una considerable población de mormones, comunidad religiosa a la que pertenece.

Los otros tres candidatos republicanos, el ex líder de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, el ex senador, Rick Santorum, y el actual congresista por Texas, Ron Paul, buscarán en Nevada la oportunidad de cortar la ascendente popularidad de Romney.

Durante las próximas cinco semanas, en ocho entidades se efectuarán asambleas comunitarias para elegir a un candidato a la nominación republicana, antes de arribar al denominado 'Súper Martes' en el que en un solo día se vota en 10 estados.

En las próximas ocho elecciones los precandidatos se disputarán alrededor de 250 delegados a la Convención, mientras en el 'Súper Martes', que se realizará el próximo 6 de marzo, habrá un total de 437.

Tras cuatro elecciones primarias, en Iowa, New Hampshire, Carolina del Sur y Florida, Romney tiene ya 66 delegados contra 25 de Gingrich, 10 de Paul y ocho de Santorum.

Se requieren de un total de 1,114 delegados para asegurar la nominación en la Convención.

Mientras ninguna de las próximas ocho elecciones serán decisivas, si podrían reafirmar a Romney como favorito para el Súper Martes, o restarle posibilidades conforme logren triunfos sus rivales a la nominación.

En enero se realizaron cuatro primarias y se efectuaron siete debates entre los precandidatos republicanos.

RDS