El primer ministro Benjamín Netanyahu dijo el lunes que suspendió un acuerdo con la ONU para reubicar a inmigrantes africanos en países occidentales, horas después de darlo a conocer.

En un mensaje publicado en Facebook, Netanyahu dijo que el martes conversará sobre el acuerdo con residentes israelíes del sur de Tel Aviv. Indicó que, mientras tanto, “estoy suspendiendo la implementación del acuerdo, y después de reunirme con los representantes, examinaré de nuevo el acuerdo”.

Decenas de miles de africanos se han establecido en el sur de Tel Aviv, lo que ha molestado a los residentes de esa área de clase trabajadora.

Bajo el acuerdo del lunes, aproximadamente la mitad de los 35.000 inmigrantes que viven en Israel serían reubicados en naciones occidentales, y la otra mitad se quedaría en Israel.

Un sector conservador de la población israelí ha criticado el acuerdo por permitir que tantos africanos se queden a vivir.