El presidente estadounidense Barack Obama dijo en su audición radial semanal, que el Congreso debería poner fin a los subsidios a las compañías petroleras para poder invertir en la energía del futuro.

"Cuando las compañías petroleras tienen enormes ganancias y uno está luchando contra los surtidores, estamos usando al presupuesto federal para gastos que podemos evitar, estos recortes de impuestos no están bien", dijo Obama en su audición.

"No son inteligentes. Y necesitamos ponerles fin", agregó.

La exhortación llegó en momentos en que los consumidores estadounidenses están irritados por el aumento -de un dólar en un año- en los precios de los combustibles a un promedio de 4 dólares el galón (3.8 litros).

Tanto Obama como sus potenciales oponentes en la carrera presidencial del año próximo han puesto el tema sobre la mesa.

El martes pasado, el presidente ya había instado al Congreso a recortar 4,000 millones de dólares en subsidios a las compañías petroleras.

Recordó que esta semana, las principales compañías petroleras estadounidenses habían anunciado beneficios de más de 25,000 millones de dólares en los primeros meses de 2011, un 30% más que en el mismo período del año pasado.

Pese a que Obama indicó que no se oponía a un aumento de la producción de crudo, dijo que "también creo que en vez de subsidiar la energía del ayer, deberíamos invertir en la (energía) del mañana; y eso es lo que hemos estado haciendo".

El mandatario señaló que su gobierno ya estaba realizando inversiones en energía solar y eólica, así como en otras tecnologías eficientes de energía. "Creo que esa es la inversión que vale la pena hacer", sentenció.

RDS