Un crucero italiano que transporta más de 1,000 personas quedó a la deriva en aguas del Océano Índico, infestadas de piratas, luego de que un incendio en el cuarto del generador estallara y dejara sin energía eléctrica al navío. Las autoridades anunciaron que el incendio fue extinguido sin causar lesiones.

El incendio a bordo del Costa Allegra se produjo tan sólo seis semanas después de que uno de sus buques gemelos, el Costa Concordia, chocara contra un arrecife y se hundiera frente a la Toscana con un saldo de 25 personas muertas y siete desaparecidas. Ambos barcos son operados por Costa Crociere SpA, propiedad de Carnival Corp.

Remolcadores de las islas Sey­chelles se dirigieron a todo vapor en auxilio del indefenso Costa Allegra, que transporta 636 pasajeros y 413 tripulantes. Sin embargo, no se espera que los remolcadores lleguen hasta hoy por la tarde.

Las autoridades, que estuvieron en contacto con la tripulación del Allegra, manifestaron que los generadores de emergencia mantienen iluminada la sala de control y el radio funcionando.

La región donde se ubica el crucero, frente a la costa de Tanzania, ha sido testigo de una serie de asaltos por parte de piratas somalíes; sin embargo, éstos nunca han secuestrado un crucero.

El comandante de la Guardia Costera italiana, Cosimo Nicastro, afirmó que personal militar armado se encuentra a bordo, pero agregó que no parecía haber ningún peligro inmediato.