El Presidente Donald Trump ha revelado finalmente su teoría con la que distingue encuestas acertadas de las erróneas. Es muy simple :

Las encuestas que dan malos números a Trump son las equivocadas.

Esta simpleza no es una gran sorpresa. Sin importarle la ventana metodológica, Trump golpea a aquellas que revelan números negativos para él y aplaude aquellas que muestran números alegres.

Muy temprano tuiteó: Cualquier encuesta negativa es noticia falsa, como las de CNN, ABC y NBC. Perdón, la gente quiere seguridad fronteriza y vetos a entradas . Ésta es la visión del mundo de Trump y también de un estudiante de estadística que considera que un 101 es una mala calificación.

En el siguiente tuit Donald Trump insistió que para tomar decisiones se basa en la recopilación de datos; sin embargo, lo que no dice Trump es que desprecia a los datos que no le son favorables.

En las últimas horas se ha publicado un conjunto de encuestas cuyo común denominador son resultados negativos sobre su popularidad. Entre las conclusiones generales se pueden hace las siguientes lecturas: su índice de aprobación promedio es inferior a su nivel de desaprobación (promedio de la página Real Clear Politics); en CNN, 53% desaprobó la orden ejecutiva sobre el cierre de fronteras para siete nacionalidades; Gallup revela que 60% de la población está en contra de la construcción del muro fronterizo; las encuestas muestran que siete de cada 10 estadounidenses quisiera conocer las declaraciones fiscales del presidente Donald Trump.