Madrid. Una plataforma digital llamada LatamLeaks, para facilitar las denuncias anónimas en línea de casos de corrupción o daños al medio ambiente en América Latina garantizando el anonimato de los denunciantes, fue lanzada anunciaron las organizaciones que la crearon.

La iniciativa busca “impulsar la denuncia como una herramienta clave para sociedades más justas”, asegurando “la protección de las personas que alertan en toda Latinoamérica, cuyos derechos y vidas están hoy en riesgo”, señaló una nota de prensa.

Importantes casos que han sacudido la región, “como Odebrecht, Lava Jato, Panamá Papers, entre otros, se han desmantelado gracias a que personas han alertado estos delitos y fraudes”, destacó la nota de las organizaciones Fundación Internacional Baltasar Garzón (España), Ciudadanía Inteligente (Chile) y Proyecto Poder (EU).

“América Latina pierde más de 220,000 millones de dólares al año por la corrupción e ineficiencia en el manejo de fondos públicos”, continuó el texto, citando un dato de un informe del Banco Interamericano de Crédito publicado en el 2018.

Integrará casos de éxito que ya existen

La plataforma congregará en un solo lugar los “buzones” en internet que ya existen para recibir denuncias “de manera anónima y segura” en la región: Chileleaks, Peruleaks, Mexicoleaks, Guatemalaleaks y Subterráneo de Nicaragua.

El objetivo es alentar a aquellos países “que no tienen un buzón o iniciativa similar a que lo hagan”, explicó a la AFP Bruno Galizzi, de la Fundación Internacional Baltasar Garzón.

Anonimato garantizado

La plataforma servirá para consensuar “buenas prácticas comunes” y “avanzar en la formación de alertadores”, dijo Galizzi, en una región donde indígenas, defensores del medio ambiente o derechos humanos se ven expuestos a represalias por sus denuncias.

El anonimato está garantizado para el que alertador haga una denuncia en la plataforma utilizando el navegador Tor, que “borra las huellas que uno va dejando en internet”, explicó Galizzi.

La nueva plataforma sería muy similar a Wikileaks de Assange.