Washington. El presidente Trump está ansioso por terminar la construcción del muro alrededor de cientos de millas sobre la frontera con México antes de las elecciones presidenciales del 2020.

El funcionario ha dado la orden de acelerar los contratos de la construcción con valor de miles de millones de dólares; incautar los terrenos privados, e ignorar las normas ambientales, de acuerdo con exfuncionarios involucrados en el proyecto.

La decisión de Trump es tan prioritaria para él que, de ser necesario, de deberá violar las leyes con tal de que terminen al menos 500 millas (800 km) de muro.

“¡Terminen el muro!”, es la frase que Trump pronuncia en sus mítines electorales rumbo a las elecciones del 2020. Trump se refiere al equipo de ingenieros del ejército estadounidense, que a la fecha ha construido cerca de 60 millas de barrera en remplazo de la anterior, y lo ha hecho durante los primeros 2 años y medio de la presidencia de Trump.

El presidente ha confesado a sus principales asesores que, si no cumple su promesa que hizo en la campaña del 2016 sobre la construcción del muro, detonaría una sería decepción para sus seguidores y una vergonzosa derrota.

Con las elecciones a 14 meses de distancia y miles de millas de construcción del muro por hacer, Trump ha celebrado reuniones frecuentes para revisar los avances, y, en su caso, presionar a los encargados para que aceleren el ritmo, según varias personas involucradas en el proyecto.

Aunque violen leyes

Cuando los implicados le han dicho al presidente que algunas de sus órdenes son ilegales o inviables, Trump les dijo que él los perdonaría en caso de que se vean sujetos a demandas, dijeron los asistentes.

Él les ha repetido una frase “tomen la tierra”, para que construyan el muro. “No te preocupes, te perdonaré”, le dijo a uno de los funcionarios.

“Dijo que la gente esperaba que él construyera el muro, y eso tenía que hacerse por las elecciones”, dijo un exfuncionario.

Cuando se le pidió un comentario, un funcionario de la Casa Blanca que habló bajo condición de anonimato, dijo que Trump está bromeando cuando ofrece los indultos.

Se espera que el Secretario de Defensa, Mark T. Esper, apruebe una solicitud de la Casa Blanca para desviar 3,600 millones de dólares de fondos del Pentágono para construir el muro.