El rey saudita Abdalá, fue hospitalizado el 2 de enero del 2015 en Riad, tras sufrir una neumonía y tuvo que ser entubado "para ayudarlo a respirar".

La avanzada edad del monarca, que se calcula en torno a los 90 años, ya que no se sabe la fecha precisa de su nacimiento, y las múltiples hospitalizaciones que ha sufrido en el último tiempo alimentan rumores sobre el futuro del reino, una importante potencia petrolera.

El anuncio fue leído por un presentador de la televisión local y fue transmitido a los fieles en la Kaaba, una edificación religiosa en La Meca.

Con información de agencias

mrc