Washington/Ciudad de México. El jefe de Gabinete Interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, defendió a su jefe, el presidente Trump, de lo ocurrido en El Paso y Dayton, calificando a los que dispararon como “personas enfermas”. Lo hizo en el programa dominical de la cadena ABC, This Week.

Otros republicanos, incluido el teniente del gobierno texano Dan Patrick y el líder de la minoría de la Cámara, Kevin McCarthy, atribuyeron el tiroteo a los videojuegos y las redes sociales.

Los comentarios de defensa tratan de responde a las críticas contra Trump por parte de los demócratas, quienes aseguran que la retórica del presidente en contra de los hispanos y negros contribuye a polarizar a la sociedad.

Trump “no sólo tolera, alienta el tipo de racismo de manera abierta”, dijo el excongresista Beto O’Rourke, quien busca la candidatura de su partido para participar en las elecciones del 2020.

El tiroteo ocurre nuevamente  en lugares masivos. Así pasó en Las Vegas, el 1 de octubre de 2017 en el que murieron 58 personas.  El entorno político de Estados Unidos se ha sobre polarizado desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca en noviembre de 2016.