Londres. La Comisión Electoral británica multó a la campaña oficial “Vote Leave”, a favor del Brexit en el referéndum del 2016, con 80,000 dólares por violar la ley electoral al excederse en el gasto permitido.

La autoridad electoral detalló que el grupo Vote Leave, respaldado por políticos de alto rango, como el exsecretario de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, y el ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, no declaró 675,000 libras (894,000 dólares) que gastó con la firma canadiense de datos Aggregate IQ, vinculada a Cambridge Analytica. Este gasto significó que el grupo excedió en casi medio millón de libras el límite de gasto legal de 7 millones de libras (9.2 millones de dólares).

La comisión informó que encontró evidencia de que una parte de los gastos fueron desviados a la campaña “BeLeave”, la cual también promovía la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

“Encontramos evidencia sustancial de que los dos grupos trabajaron en un plan común, no declararon su trabajo común y no se adhirieron a los límites de gasto de campaña”, aseguró el director de Financiamiento y Regulación de la Comisión Electoral, Bob Posner, al caso que será remitido a la Policía Metropolitana Scotland Yard.

Para los partidarios de seguir en la UE, las conclusiones de la comisión hacen tambalear la validez del resultado del referéndum y refuerzan la necesidad de organizar una segunda consulta.

Un portavoz de “Vote Leave” negó las acusaciones.