Las autoridades saudíes comenzaron a expedir permisos de conducir a las mujeres, a tres semanas de la entrada en vigor del decreto real que las autoriza a tomar el volante en ese reino ultraconservador.

Arabia Saudita es actualmente, y hasta el 24 de junio, el único país en el mundo en el que las mujeres no podían conducir automóviles.

“Es un sueño hecho realidad poder pronto conducir en el reino”, declaró Rema Jawdat, una de las mujeres que recibió el permiso, citada en el comunicado del ministerio de Información.

El rey Salman bin Abdelaziz ha dado luz verde a unas revolucionarias reformas inspiradas por su hijo, el príncipe heredero Mohamed bin Salmán al permitir la apertura de salas de cine y la organización de conciertos con presencia femenina.