Mujeres de varias partes del mundo se movilizan este 8 de marzo por el Día Internacional de la Mujer.

En México la Secretaría de Gobierno indicó que a las 16:00 horas, habrá una movilización del Ángel de la Independencia hacia el Zócalo capitalino en conmemoración por el Día Internacional de la Mujer.

Por otra parte estudiantes en la Universidad Tsinghua de China celebraban el jueves el Día Internacional de la Mujer con carteles que bromeaban sobre la enmienda constitucional de eliminar el límite de mandatos del presidente del país.

Un cartel bromeaba con que la legislatura de un novio tampoco debería tener límites, mientras que otro decía “¡Un país no puede existir sin una constitución, como nosotros tampoco podemos existir sin ustedes!”.

Las fotos de los carteles se compartieron el miércoles por la noche en medios sociales chinos antes de ser eliminados por los censores. Algunos internautas también dijeron que los carteles habían sido retirados con rapidez.

La legislatura china, que ejerce un papel ceremonial, tiene previsto aprobar durante la actual sesión anual una enmienda constitucional que permitirá al presidente, Xi Jinping, gobernar de forma indefinida.

Pese a la intensa censura, la decisión ha recibido burlas en internet y críticas de intelectuales progresistas que la tacharon de regreso a la dictadura.

En Corea del Sur cientos de personas celebraron una protesta en apoyo del movimiento #MeToo en el Día Internacional de la Mujer.

Los manifestantes, muchos vestidos de negros y con carteles negros que decían #MeToo, se reunieron en el centro de Seúl. Allí pidieron que se lleve ante la justicia a los acusados de violencia sexual y acciones en otros temas como cerrar la brecha salarial.

Desde que una fiscal reveló en enero casos de maltrato y violencia sexual en el lugar de trabajo, el movimiento #MeToo ha ganado fuerza en Corea del Sur. La lista de mujeres que han denunciado sus casos crece cada día.

Varios hombres en puestos de influencia han renunciado a sus cargos, incluido un gobernador que era favorito en la campaña presidencial antes de ser acusado de violaciones reiteradas a su secretaria.

Agencias internacionales informaron que en España se movilizaban varias mujeres para secundar la primera huelga general feminista de 24 horas convocada en protesta contra la discriminación de género, un evento que concordaba con el Día Internacional de la Mujer y que ya ha logrado situar la lucha por la igualdad en el centro del debate público.

Aunque será difícil evaluar su seguimiento efectivo porque una parte del paro se refiere al trabajo que realizan las mujeres en casa, la asistencia a las numerosas manifestaciones previstas en toda España servirá de termómetro para comprobar si la convocatoria ha atraído o no a más gente que otros años.

La mañana arrancó sin incidentes reseñables, más allá de algunos cortes de carreteras y vías de tren en Barcelona.

En las inmediaciones de un colegio en el barrio madrileño de Sanchinarro, Concha Noverges, una profesora de 50 años, dijo que las administraciones públicas aún no están haciendo lo suficiente.

"Yo viví la dictadura, he vivido la democracia y no hemos avanzado casi nada. Queda mucho por hacer y nosotras en el sector educativo tenemos un papel muy importante", declaró.

La huelga fue promovida inicialmente por la Comisión del 8M, una plataforma que aglutina a diversas organizaciones feministas y que, bajo el lema "Sin nosotras se para el mundo", abogaba también por llevar a cabo una paralización estudiantil, de cuidados y consumo.

Pero a medida que la iniciativa fue ganando fuerza en las redes sociales se hizo más transversal y sumó adeptos entre colectivos profesionales como periodistas, investigadoras, maestras, trabajadoras sanitarias y políticas, con los principales sindicatos y partidos de la izquierda defendiendo movilizaciones.

La brecha salarial, la violencia de género, el acoso sexual y una cultura machista que perjudica la igualdad de oportunidades y los derechos de las mujeres están entre las razones que alegan los convocantes para manifestarse en la jornada.

Según datos de Eurostat, la diferencia de ingresos totales por género en España se sitúa en el 35.7%, mientras que la brecha salarial ronda el 15 por ciento.

Días después de tener que rectificar unas declaraciones suyas respecto a que "no hay que meterse" en la lucha contra la brecha salarial, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, trató el martes de suavizar el rechazo inicial de destacados políticos del Partido Popular en el poder a las marchas para mostrar una postura más tolerante con la huelga.

Se prevén también huelgas en otros países, como Reino Unido, Polonia e Irlanda, a medida que el movimiento por los derechos de las mujeres continúa ganando impulso en todo el mundo.

(Con información de Notimex, Reuters y AFP)