Al menos dos personas murieron y 21 más resultaron heridas en enfrentamientos este sábado entre la policía y comerciantes de Perú al reavivarse la violencia por el traslado de un mercado de abastos en Lima, informó el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza.

"Han fallecido dos personas, hay 21 heridos y 77 detenidos", dijo el ministro a la radio RPP sobre incidentes de violencia en torno al mercado de abastos La Parada, el más grande del país, donde el jueves murieron otras dos personas y cien resultaron heridas.

Una de las víctimas murió por herida de bala y la otra por herida de arma blanca, dijo el ministro al precisar que "la policía no está usando armas de fuego y tampoco utiliza armas blancas".

Pedraza subrayó que la zona del mercado La Parada es una zona donde "la delincuencia está de modo permanente" y que es probable que las muertes se hayan producido por efecto de "ajustes de cuentas".

"Hasta este momento la policía ha detenido a 77 personas y vamos a continuar deteniendo a quienes impidan la acción de la policía de restablecer el orden", aseveró.

La violencia estalló por la oposición de comerciantes del mercado La Parada, el mayor centro de abastos de Perú, a un plan de reordenamiento del mercado que comprende su traslado gradual a una nueva sede construida por el municipio limeño con equipamiento moderno y con garantías de salubridad.

En el lugar permanecen 45 fiscales que están dando fe de la actuación policial, dijo por su parte, el Fiscal de la Nación, José Peláez.

Grupos de personas lanzaron piedras y otros objetos a los efectivos policiales que se vieron obligados a lanzar gases lacrimógenos, según imágenes difundidas por la televisión local.

Unos 2,000 policías apoyaron la labor de colocación de bloques de concreto en los accesos a La Parada a fin de impedir el ingreso de camiones con alimentos. El objetivo es que los vehículos se trasladen a la nueva sede del mercado mayorista ubicado en el distrito de Santa Anita.

Durante la noche la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, en una declaración a la prensa anunció que "los camiones con alimentos ya se están dirigiendo al nuevo mercado".

"El más amplio diálogo siempre estará abierto con los comerciantes, con los ambulantes, con los trabajadores manuales para concretar esta cambio que ya comenzó de una ciudad que se moderniza y donde no hay territorios liberados", remarcó.

El jueves la puesta de los bloques fracasó debido a los desórdenes protagonizados por grupos calificados por el gobierno y la municipalidad de Lima como delincuentes, que se enfrentaron a la policía y luego saquearon un gran centro comercial cercano al lugar.

Villarán, afirmó que se está cumpliendo la ley y se está dando a la ciudad un nuevo mercado de venta al por mayor, que goza de condiciones de higiene y que reemplaza al mercado La Parada, que carece de higiene y con altos índices de delincuencia.

"Por fin se está cerrando un capítulo de la ciudad de Lima porque después de décadas, estamos recuperando el orden en una zona donde hasta ahora lo único que ha habido es insalubridad, desorden, caos e inseguridad", subrayó.

El presidente Ollanta Humala calificó el viernes de "salvajes" y "miserables" a los autores de los actos en La Parada, a la vez que respaldó la decisión de la alcaldesa.

RDS