Seis personas murieron en el centro de Nigeria, cinco de ellas en un ataque armado y otra más tras estallar una bomba en las inmediaciones de un centro en el que se había retransmitido el partido de fútbol Chelsea-Barcelona, dijeron el miércoles las autoridades y la policía.

La explosión tuvo lugar en la ciudad de Jos, cerca de la salida de este centro, cuando los espectadores se retiraban tras haber mirado el partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones disputado en Barcelona.

" Hay nueve personas heridas en la estampida consecutiva a la explosión", indicó a la AFP el portavoz de la policía, Samuel Dabai.

Por su parte, el vocero militar Markus Mdahyelya dijo que se halló un cadáver cerca del lugar de la explosión, pero no pudo indicar si la persona había muerto como consecuencia de la misma.

El ataque armado tuvo lugar en el pueblo de Gwa-Rim, donde la población es mayoritariamente cristiana.

Cinco personas, incluyendo dos niños, fueron ultimados hacia las ocho de la noche por presuntos pastores fulani", un pueblo nómada mayoritariamente musulmán de Nigeria, afirmó a la AFP el portavoz del gobierno del Estado nigeriano de Plateau Pam Ayuba.

"Los hombres armados fueron casa por casa y mataron a balazos a sus víctimas", agregó.

RDS