Un autobús se salió de la carretera y cayó por un precipicio de 200 metros de altura para terminar en un río en el centro de Nepal este lunes, dejando 16 muertos, indicó la policía.

Aparentemente, el accidente ocurrió porque el conductor se quedó dormido al volante.

"El número de muertos en el accidente de autobús de esta mañana en Krishnabhir se eleva a 16", dijo el subinspector de policía Deep Kafle. "Diez heridos graves están siendo atendidos en el hospital de Katmandú y otros dos en un hospital local", agregó.

Este tipo de accidentes tienen lugar con cierta frecuencia en Nepal, que cuenta con carreteras en mal estado y vehículos mal mantenidos.

El domingo, al menos 39 personas habían muerto en el sur de Nepal cuando un autobús abarrotado que transportaba a peregrinos procedentes de la India volcó y se cayó a un río, anunció la policía.

RDS