Uno de los dos policías atropellados por un conductor fuera del perímetro de seguridad del Capitolio de Estados Unidos murió por sus heridas, mientras que el otro permanece estable.

Este viernes el conductor de un automóvil azul atacó con su vehículo a los dos agentes que custodiaban la barrera norte del Capitolio, de acuerdo con la jefa de la policía del Congreso, Yogananda Pittman.

"Uno de nuestros agentes sucumbió a sus heridas", dijo Pittman en conferencia de prensa.

Después del impacto el sospechoso salió con un cuchillo en la mano y no respondió a las advertencias que le hicieron otros agentes presentes en el lugar, tras lo cual le dispararon.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó estar devastado a raíz del incidente: "Jill [su esposa] y yo tenemos el corazón roto tras enterarnos", dijo en un comunicado.

Biden ofreció sus "sentidas condolencias" a la familia del policía fallecido e indicó que ordenó colocar la bandera de la Casa Blanca y de los edificios gubernamentales a media asta.

El incidente ocurrió tres meses después de la violenta toma del Congreso ocurrida durante los últimos días del gobierno de Donald Trump.

El cuerpo policial identificó al agente fallecido como William F. Evans e indicó que llevaba 18 años de servicio.

Por el momento las autoridades no consideran lo ocurrido como un acto relacionado con "terrorismo" e indicaron que no existe una amenaza en curso.

Las autoridades de Estados Unidos informaron que el sospechoso murió poco después de las 13:30 horas.