Madrid.- Un oficial del Servicio de Inteligencia de Yemen falleció este domingo por la explosión de una bomba, colocada en su vehículo y cuya detonación provocó además lesiones a uno de sus guardaespaldas y dos civiles que transitaban en la zona.

La explosión se registró cuando el vehículo se ubicaba cerca de la sede del Ministerio del Petróleo en Sana'a, la capital, y es el más reciente de una serie de ataques contra las fuerzas de seguridad de Yemen, según un reporte de la televisión Al Yazeera.

Fuentes de seguridad yemenitas confirmaron la muerte del coronel Mohamed Fadhel Hussein, un oficial de alto rango del Departamento de Seguridad Política (Inteligencia) de Yemen, a causa del atentado, cuya autoría hasta ahora ningún grupo se ha atribuido.

De acuerdo con las primeras investigaciones, la bomba fue colocada el interior del vehículo oficial del Servicio de Inteligencia, justo debajo del asiento en el que viajaba el coronel.

El ataque se produce en vísperas de tercer aniversario de la Revolución Jazmíz, la revuelta que derrocó a Ali Abdullah Saleh de la Presidencia, tras 39 años en el poder, e impulso el llamado Despertar del mundo árabe .

Muchos yemeníes consideran que el régimen de Saleh sigue al frente del gobierno, debido a que más de la mitad de los integrantes del gabinete actual es leal al expresidente yemenita.

La República de Yemen también se enfrenta a un deterioro de la seguridad, con frecuentes asesinatos, explosiones de bombas y el contante avance de combatientes tribales en Arhab, al norte de la capital, donde existen casi a diario enfrentamientos.

mac