Al ser acusado de apoyar movimientos terroristas, como Hamas (movimiento nacionalista palestino) y los Hermanos Musulmanes en Egipto, Qatar atraviesa por un proceso de intento de aislamiento y de bloqueo por parte de siete países del Golfo, pero no sólo se trata de una cuestión diplomática sino que también se puede desatar una crisis de petróleo, consideró la especialista en Medio Oriente y Norte de África y profesora e investigadora del Tec de Monterrey, Indira Sánchez Bernal.

Después de la visita de Donald Trump a Arabia Saudita se está generando una dinámica geopolítica de tres poderes medios como son Arabia Saudita, Turquía e Irán, y las tres potencias: Rusia, China y Estados Unido. Parece que estamos hablando de la Guerra Fría con un tercer factor, una Turquía que ya no quiere estar del lado de la Unión Europea; está mirando mucho más a los Balcanes y en Medio Oriente , detalló la académica del TEC.

Tensiones desde el pasado

La tensión entre la relación diplomática entre Qatar y Arabia Saudita no es nueva, data aproximadamente de 1995, cuando Qatar buscó convertirse en un país más moderno y en uno de los mayores en exportación de gas natural.

Arabia Saudita intentó limitar el poderío que estaba generando. Obama reveló en su momento que Arabia Saudita financiaba a grupos terroristas como Al Qaeda; ahora este país señala a Qatar como país financiador.