La difícil situación económica que priva en Grecia y la falta de un acuerdo unánime por parte de las autoridades, complica el panorama no sólo en aquel país, sino en toda Europa.

Las manifestaciones de la última semana, pero sobre todo los grados de violencia que se han alcanzado en los últimos días (más la muerte de tres civiles, uno de ellos una mujer embarazada), llaman a la cordura y, a la región, a unir esfuerzos en tiempos de riesgos globales.

El gran reto que

Enfrentamos es mantener la cohesión social y la paz. Nuestro país está al borde del abismo (...) Todos somos responsables de que no dé el paso hacia el vacío .

Karolos Papoulias, presidente de Grecia

Estamos profundamente conmocionados por la muerte injusta de estas tres personas, nuestros compañeros ciudadanos, que fueron víctimas de un acto homicida , dijo al Parlamento .

George Papandreu, primer ministro de Grecia.

El gobierno no retrocederá en la implementación de duras medidas de austeridad que hemos prometido.

Estoy dispuesto a pagar el costo político para sacar al país de la crisis .

George Papaconstantinou, ministro de Finanzas de Grecia