El presidente Donald Trump tuiteó el miércoles: “Ya no hay una amenaza nuclear de Corea del Norte” a su llegada al país tras su histórica cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en Singapur.

“Acabamos de aterrizar, ha sido un largo viaje, pero todo el mundo puede sentirse ahora mucho más seguro que el día que asumí el cargo”, expresó el mandatario vía Twitter. “Ya no hay amenaza nuclear de Corea del Norte. La reunión con Kim Jong-un fue una experiencia muy interesante y positiva. ¡Corea del Norte tiene potencial para un gran futuro!”.

La afirmación de Trump de que Corea del Norte ya no representa una amenaza nuclear es dudosa si se considera el gran arsenal de armas de Pyongyang. Expertos independientes calculan que Corea del Norte tiene material fisible suficiente para elaborar entre 20 y 60 bombas. El año pasado probó misiles capaces de llevar una ojiva nuclear hasta territorio continental estadounidense.

La reunión claramente produjo que ambos mandatarios dieran un paso atrás de una eventual guerra.

¿En qué planeta vive el presidente?

Congresistas demócratas y republicanos realizaron lecturas un tanto pesimistas respecto a la cumbre de su presidente.

El senador demócrata Chris Van Hollen escribió en Twitter que Trump estaba siendo “realmente delirante” porque Corea del Norte tiene “el mismo arsenal hoy que hace 48 horas”.

Por su parte, el líder de la minoría del Senado, Charles E. Schumer, formuló una pregunta: “¿En qué planeta vive el presidente Trump?”

“El presidente Trump cree que cuando él piensa algo se convierte en realidad”.

El representante demócrata Adam B. Schiff se burló de Trump al escribir en Twitter: “Un viaje y misión cumplida, señor presidente”.