La representación iraní salió de Arabia Saudita después de que ambos países rompieran sus relaciones diplomáticas, tras la ejecución de un clérigo chiita saudí, a la que siguió una violenta protesta en la que fue atacada por manifestantes la embajada de Riad en Teherán.

NOTICIA: No se responde a las críticas cortando cabezas: Rohani

La delegación iraní en Riad y los funcionarios del consulado de Yeda volvieron a su país "en un avión privado iraní", informó la agencia oficial SPA.

erp