El ministro brasileño de Planificación, Romero Jucá, anunció el lunes 23 de mayo que se apartará de su cargo en medio de la crisis que generó la divulgación de una conversación en la que sugiere que la destitución de Dilma Rousseff permitiría detener las investigaciones sobre el multimillonario fraude en Petrobras.

NOTICIA: Petrobras, con grandes desafíos: Pedro Parente

"A partir de mañana (martes) estoy de licencia (...) No quiero que ninguna manipulación malintencionada pueda comprometer al gobierno", anunció Jucá, un hombre clave en la administración interina de Michel Temer que asumió hace once días tras la suspensión de Rousseff.

rarl