Miles de electores portugueses acuden este domingo a las urnas para participar en el voto anticipado de la presidencial del 24 de enero próximo, con un número récord de inscritos, tres días después del inicio del segundo confinamiento general para detener la pandemia de Covid-19.

En Lisboa, poco después de la apertura de los puestos de votación, filas de espera se formaban frente a los edificios de la ciudad universitaria donde los electores, con máscaras y tratando de respetar las consignas sanitarias, esperan su turno para votar, constató un periodista de la AFP.

Para esta elección, cerca de 247,000 electores se inscribieron para votar anticipadamente, frente a poco más de 56,000 electores en las últimas elecciones legislativas de 2019, según cifras comunicadas por el ministerio del Interior.

Confrontado al recrudecimiento del número de casos de Covid-19, y a una presión creciente sobre los hospitales del país, el gobierno portugués impuso un nuevo confinamiento, que comenzó el viernes.

Con 10,947 nuevos casos y 166 muertes en 24 horas, según el último balance del sábado, Portugal, con un poco más de 10 millones de habitantes, superó los récords anteriores.

Para esta elección se presentaron siete candidatos. Las encuestas pronostican la reelección del presidente conservador Marcelo Rebelo de Sousa desde la primera vuelta.

En Portugal el presidente de la República es elegido por sufragio universal para un periodo de cinco años renovable, pero no tiene ningún poder ejecutivo, sino de árbitro en momentos de crisis.