El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, viajará el jueves a Corea del Norte para hablar sobre la desnuclearización de la Península de Corea con el líder norcoreano, Kim Jong Un, dijo la Casa Blanca el lunes.

Esta visita será la primera que hace Pompeo a Corea del Norte desde la cumbre que celebraron el 12 de junio el presidente Donald Trump y Kim, en la que el líder norcoreano accedió a "trabajar hacia la desnuclearización de la Península de Corea".

No obstante, el comunicado conjunto no ofreció detalles sobre cómo o cuándo podría abandonar Pyongyang su programa nuclear y de misiles, que amenazan a Estados Unidos. Funcionarios estadounidenses han estado trabajando desde entonces para precisar más el compromiso.

"Para continuar con el importante trabajo en progreso sobre la desnuclearización de la Península de Corea, el secretario Pompeo viajará a Corea del Norte el 5 de julio para reunirse con el líder norcoreano y su equipo", afirmó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en una comparecencia ante los medios.

Sanders dijo que Estados Unidos "sigue haciendo progresos" en sus conversaciones con Corea del Norte. "Ayer tuvimos buenas reuniones y (...) el secretario de Estado estará allí en la semana para continuar con las discusiones", indicó.

Más temprano, el Departamento de Estado confirmó que una delegación liderada por Sung Kim, embajador estadounidense en Filipinas, se reunió el domingo con funcionarios norcoreanos en Panmunjom, en la frontera entre Corea del Norte y del Sur, "para discutir los próximos pasos en la implementación" de la declaración de la cumbre.

"Nuestro objetivo sigue siendo la desnuclearización final y completamente verificable (de Corea del Norte), como fue acordado por el presidente Kim en Singapur", señaló una portavoz del Departamento de Estado.

Sanders dijo que no confirmará ni negará recientes reportes sobre evaluaciones de la inteligencia que ponen en duda la voluntad norcoreana de abandonar su programa nuclear. Asimismo, suscribió las palabras del asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, quien dijo que cree que la mayor parte de los programas de Pyongyang podrían desmantelarse en un año.