Washington. El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, instó a Maduro y Guaidó a hacerse a un lado para organizar un “gobierno de transición” que llame a elecciones presidenciales.

“Nicolás Maduro se debe ir”, destacó Pompeo, ratificando su apoyo al dirigente opositor.

La oposición venezolana acusa a Maduro de haber sido reelegido en forma fraudulenta en el 2018 y lo considera un “usurpador” del poder.

“Que el usurpador asuma su responsabilidad y acepte la oferta que le ha hecho la comunidad internacional”, escribió en Twitter Juan Guaidó, jefe del Parlamento reconocido como presidente encargado del país caribeño por medio centenar de gobiernos, encabezados por la administración de Donald Trump.

Guaidó dijo haberse comunicado con Pompeo para “agradecer el respaldo” a “la conformación de un gobierno de emergencia” para resolver la crisis. “Estamos dando los pasos correctos”, expresó.

En septiembre pasado, en fallidas negociaciones con Maduro, Guaidó propuso crear un “consejo de gobierno de transición”.

La iniciativa “implicaría la salida inmediata de Maduro y mi separación del cargo hasta una elección presidencial real, verificable”, anunciaba entonces el líder opositor.

Y el domingo pasado, Guaidó propuso “un gobierno de emergencia” frente a la pandemia del nuevo coronavirus, con 135 casos y tres muertos en Venezuela.

Guaidó fue citado por la Fiscalía venezolana para el jueves por una investigación de un supuesto plan de “golpe de Estado” y “magnicidio” contra Maduro, informó este martes el fiscal general, Tarek William Saab.

Estados Unidos ha advertido que arrestarlo sería “el último error” del gobierno chavista.

Al cierre de la edición, Maduro no había respondido.

No culpable, se declara Clíver Alcalá

El general venezolano retirado Clíver Alcalá, inculpado por el gobierno estadounidense de liderar una conspiración de narcotráfico junto al presidente Nicolás Maduro, se declaró no culpable ante un juez federal de Nueva York en una audiencia por Skype, indicó un portavoz de la fiscalía de Manhattan.

Alcalá, que vivía en Colombia, se entregó el viernes pasado en ese país a las autoridades estadounidenses.

El lunes por la tarde se declaró no culpable de los cargos ante el juez federal de Manhattan, Paul Davison, indicó la corte este martes.

“Su presentación fue vía Skype”, refirió un portavoz de la fiscalía.

Se desconoce dónde está Alcalá, aunque se presume que está en Colombia. Su nombre no figura en el registro de la oficina federal de prisiones de EU.

La fiscalía del sur de Manhattan no quiso indicar dónde está detenido y los abogados de Alcalá no respondieron aún al pedido de la agencia AFP para comentar la información.

El gobierno de Estados Unidos (EU) acusó el jueves pasado de narcotráfico a Maduro y 14 funcionarios y exfuncionarios venezolanos, entre ellos Alcalá, cercano colaborador del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

Maduro y los otros señalados, así como un empresario venezolano y dos exjefes de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Iván Márquez y Jesús Santrich, fueron acusados de usar la cocaína “como un arma” contra Estados Unidos en las últimas dos décadas, ganando de paso cientos de millones de dólares.