Cancún, QR.- El embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, calificó de compleja la relación bilateral entre ambas naciones, pero destacó a la seguridad, la migración y el acuerdo comercial T-MEC como los temas que ocuparán su agenda mientras permanezca en el cargo.

Al participar en el panel "Alcance al exterior ¿Qué sigue para la relación México-Estados Unidos?" en la Cumbre de Negocios Business Summit, que se realiza por tres días en Cancún, el diplomático hizo referencia a la reunión previa que sostuvo con el equipo de seguridad del gobierno federal, en la que se abordó el tema de qué hacer para controlar el flujo de armas.

“Estuvimos platicando qué vamos a hacer para controlar el flujo de armas, reconozco que es un problema para México y hay medidas que se necesitan hacer de forma conjunta porque ninguno de los dos (países) puede hacerlo solo”, dijo Landau.

“México ya es nuestro primer socio comercial y en esta materia comercial el desafío es la aprobación del T-MEC y por nuestro lado estamos haciendo lo posible para agilizar que quede”, comentó el embajador estadounidense.

 

En cuanto a migración, afirmó que para el presidente estadounidense Donald Trump es prioridad reconocer las fronteras, “pero hay un flujo migratorio de hasta un millón de personas anualmente”.

El embajador estadounidense comentó que el presidente Trump reconoce que las fronteras son la base de la soberanía, pero deben existir “límites para evitar el cruce de fronteras y debe ser fundamental que un Estado pueda controlar quién entra y sale”, agregó.

Durante el uso de la palabra, el subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, afirmó que el gobierno de México está listo para renegociar algunos temas del T-MEC. “Más allá de los problemas que nos separan, ver las soluciones que nos unen”, dijo.

Aunque México fue el primero en ratificar el llamado T-MEC, adelantó que “habrá una renegociación muy limitada (…) México está muy abierto a cualquier ajuste que sea del interés (nacional) y el grueso, si no es que la totalidad, de lo que los demócratas han empujado son cosas que serían del interés de México”, añadió el subsecretario mexicano.

Por su parte, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, hizo cuatro propuestas distributivas sobre la relación entre México y Estados Unidos: profundizar la relación de las fronteras; discutir la necesidad de una unión de divisas; analizar una cooperación en migración y trabajar en una integración cultural.

kg