Buenos Aires.- La mayoría de los miembros del gabinete de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, incrementó en un año su riqueza personal entre 5.0 y 164%, según informes de la Oficina Anticorrupción.

Como cada año, la dependencia dio a conocer los informes patrimoniales de los servidores públicos, aunque gracias a una prórroga, la propia presidenta es una de las pocas que aún no ha dado a conocer la modificación de sus ingresos.

Sin embargo, con los datos que ya se revelaron, queda claro que el gabinete en pleno ha incrementado de manera sustancial su fortuna.

El caso más extremo es el del titular de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), Héctor Icazuriaga, quien declaró un aumento de 164% de su riqueza, la cual pasó de 141,000 a 355,000 dólares gracias a una serie de operaciones inmobiliarias.

Le sigue la ministra de Desarrollo Social y cuñada de la presidenta, Alicia Kirchner, cuyo patrimonio creció en 59% gracias a un aumento de su salario y de sus cuentas de ahorros.

También destaca la declaración de la ministra de Seguridad, Nilda Garré, quien reportó una riqueza 35% superior a la del año pasado, al alcanzar la suma total de 313,000 dólares gracias al alquiler de inmuebles y a aumentos salariales.

Con incrementos menores que van de 5.0 a 19% figuran los ministros de Salud, Juan Manzur; de Planificación Federal, Julio de Vido, y de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray.

Uno de los casos más polémicos es el del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, quien logró ahorrar durante el último año 220,000 dólares, lo que prácticamente duplicó la fortuna que ya había declarado en su informe anterior.

mac