El que fuera durante mucho tiempo el abogado personal del presidente Trump y quien alguna vez dijo que haría lo que fuera para proteger al mandatario comentó en una entrevista publicada el lunes que ahora pone “primero a su familia y al país”.

En su primera entrevista, desde que agentes federales allanaron su casa y cuarto de hotel como parte de una investigación sobre sus negocios personales, a Michael Cohen se le preguntó sobre qué es lo que haría si los fiscales lo obligaran a elegir entre proteger al presidente o a su familia.

“Mi esposa, mi hija y mi hijo tienen primero mi lealtad y siempre la tendrán”, dijo Cohen, de acuerdo con el conductor de ABC News, George Stephanopoulos, en una entrevista fuera de cámaras que fue reportada por el programa Good Morning America.

Stephanopoulos dijo que le preguntó a Cohen cómo respondería si el presidente o su equipo legal lo comenzaran a atacar o trataran de desacreditar.

“No seré un saco de boxeo para la estrategia de defensa de alguien”, se informó que comentó el abogado. “No soy el villano de esta historia y no permitiré que otros traten de retratarme de esa forma”.

Cohen, quien también es investigado por un pago de 130,000 dólares que se realizó como parte de un acuerdo de confidencialidad con la actriz porno Stormy Daniels, quien afirma que sostuvo una relación con Trump en el 2006, dijo en la entrevista que no podía comentar al respecto por indicación de su abogado.

“Quiero contestar. Un día lo haré”, dijo.