En busca de mayores oportunidades para los estudiantes, el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, aseguró que ambos países trabajan en equipo para alcanzar la meta.

"Trabajamos con México en esta tarea para fortalecer nuestros lazos, tener mejores oportunidades y mayor prosperidad para ambos países", dijo el embajador estadounidense en el marco de la donación de equipos y materiales a estudiantes de primaria y secundaria, bajo la iniciativa del Programa GLOBE para fomentar el campo de la ciencia y la educación ambiental.

El Programa GLOBE se creó en Estados Unidos y es un programa de ciencia y educación centrado en el medio ambiente. Actualmente participan en éste estudiantes, profesores, científicos y ciudadanos de más de 100 países de todo el mundo.

México inició su participación en 1996, mediante un acuerdo de cooperación, entre la entonces Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (Semarnat) y la Embajada de los Estados Unidos en México. Derivado de ello, a nivel nacional se ha impartido capacitación a docentes y educadores ambientales de diferentes centros de educación y cultura ambiental.

"Trabajar en equipo es muy importante para que los estudiantes tengan futuro y puedan hacer de nuestros países lugares más prósperos", dijo Landau.

En el evento se entregaron equipos y material de medición para la toma de datos ambientales (precipitación y temperatura, entre otros), con el objetivo de llevar a cabo protocolos de atmósfera e hidrología a la Escuela Primaria Aquiles Serdán, para el proyecto Bíin Úuchk (Futuro en maya); a la Escuela Secundaria Técnica Número 73, Carlos Vallejo Márquez, para el proyecto "El empoderamiento de las niñas en la ciencia"; y al Museo de Historia Natural y Cultura Ambiental de la Ciudad de México, para el "Proyecto piloto del Programa GLOBE: avifauna y flora del Bosque de Chapultepec".

kg