La migración no se ha entendido como un tema de derechos humanos tanto en México como en Estados Unidos, por lo que resulta “ilusorio” que en la reunión entre los presidentes López Obrador y Donald Trump se busque hacer una corrección de políticas para mejorar el trato a los migrantes, consideraron especialistas en un conversatorio organizado por Agenda Migrante.

José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch, consideró que es difícil que en el próximo encuentro bilateral se ponga sobre la mesa la agenda migrante pues opina que se trata de un evento puramente político entre dos líderes que son “tremendamente decepcionantes” en lo que tiene que ver con una agenda genuina en materia de derechos humanos.

“A Trump estos temas no le interesan, sólo le interesa su reelección y todo lo condiciona a su agenda personal (...) Trump seguirá en su línea antimigrante”, dijo y agregó que el presidente AMLO ha hecho demostraciones de que está decidido a hacer de México el muro contra la migración proveniente del sur.

Por su parte, el diputado Porfirio Muñóz Ledo recordó que pese a que la red consular mexicana en EU ha ayudado a las familias, falta penetración en el sistema judicial de los Estados Unidos.

“La política migratoria de EU es persecutoria y la política migratoria de México es nefasta. Es necesario trabajar en una reforma constitucional del derecho humano a migrar”, destacó. “Es necesario fortalecer las instituciones y trabajar en el ámbito local para integrar a los migrantes”.

Muro virtual

Ayer, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) señaló que Estados Unidos apostará por la inteligencia artificial para levantar un muro virtual contra México.

[email protected]