Beijing. En relación con la situación en Venezuela, los gobiernos de México y China reiteraron que una solución negociada sólo depende de los venezolanos.

Tras una reunión bilateral entre el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y el  ministro de Exteriores y consejero de Estado chino, Wang Yi, ambos funcionarios coincidieron en que los venezolanos tienen la inteligencia y la habilidad para mantener la estabilidad nacional, la dignidad y la unidad de su pueblo.

“La comunidad internacional debe insistir en el respeto a los objetivos y principios de la Carta de la ONU, así como a las reglas básicas de las relaciones internacionales. No se debe intervenir en la política interna de ese país”, insistió el canciller chino.

Asimismo, condenó las sanciones unilaterales y la intervención militar en Venezuela. “Invitamos a que las partes en conflicto encuentren una solución de forma pacífica en el marco de la constitución”, manifestó.

Mientras que Marcelo Ebrard  puntualizó que el Mecanismo de Montevideo, en el cual participan 15 de los estados miembros de la Organización de los Estados Americanos, sigue vigente y está a la espera de que pronto el diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición pueda rendir frutos.

El ministro de China destacó que México juega un papel importante en el Mecanismo de Montevideo porque busca una solución constructiva a la crisis venezolana.

“Desearíamos continuar los trabajos de promoción de la paz y comunicación, junto con México y el resto de la comunidad internacional. Confiamos en que Venezuela recuperará la paz y la estabilidad y que los venezolanos podrán continuar su vida normal”, concluyó Wang Yi.

Negociación, en vilo

El líder opositor venezolano, Juan Guaidó, descartó este martes, de momento, nuevas rondas de negociaciones con delegados del gobierno de Nicolás Maduro, calificándolo de “dictadura asesina” tras la muerte de un militar bajo arresto; no obstante, el mandatario socialista se declaró optimista en torno al diálogo.

Si hubiese “una nueva ronda” que facilite “el cese de la usurpación, lo comunicaremos”, aseguró Guaidó durante una sesión parlamentaria en la cual se aprobó un acuerdo para condenar el “asesinato” del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, entre denuncias de torturas.

A finales de la tarde, en contraste con las palabras de Guaidó, Maduro se declaró seguro de que las conversaciones iniciadas en mayo pasado en Oslo, con la mediación de Noruega, derivarán en un acuerdo este año. (Con información de AFP)