Los cuerpos de 18 migrantes guatemaltecos, entre ellos una mujer y cuatro menores, fallecidos en un accidente el pasado 9 de diciembre en el sur de México fueron repatriados este jueves en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana, informaron autoridades.

Un cuerpo más fue trasladado por vía terrestre hasta la cabecera departamental de Totonicapán, en Guatemala, informó Marcela Díaz, delegada en Chiapas de la Asociación Nacional de Directores de Funerarias.

Los féretros salieron desde las 05:15 local en nueve vehículos tras ser embalsamados en la víspera pues se encontraban en morgues de la capital del sureño estado de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez, y en los municipios de Tonalá y Pijijiapan.

"El mayor problema ha sido el reconocimiento de las personas fallecidas porque las familias vienen de lejos, y probablemente tengan carencias económicas", explicó Díaz.

La tragedia del 9 de diciembre ocurrió luego que un tráiler que trasladaba clandestinamente a unos 160 migrantes irregulares, que buscaban desesperadamente llegar a Estados Unidos, chocó contra un puente peatonal en una carretera de Chiapas.

De los 56 fallecidos, 40 eran de Guatemala, 13 de República Dominicana, uno de El Salvador y uno de Ecuador. El cadáver restante aún no ha sido reconocido.

Hasta el momento, 51 cuerpos han sido repatriados, según la fiscalía estatal de Chiapas.

Además, unos 100 migrantes resultaron lesionados en el accidente, que se produjo poco después de que se reactivara un polémico programa de Estados Unidos que obliga a los migrantes a esperar en México la respuesta a sus solicitudes de asilo.