El gobierno mexicano anunció el viernes que Estados Unidos planea regresar 20 migrantes al día a territorio mexicano mientras esperan una respuesta del gobierno estadounidense a sus peticiones de asilo.

El vocero de la cancillería mexicana, Roberto Velasco, dijo que México no está de acuerdo con el plan, sin embargo, sí recibirá a los migrantes.

Velasco dijo que los primeros 20 migrantes en ser regresados a México por el cruce de San Ysidro, Baja California, son todos centroamericanos y todos tienen visas temporales para estar en territorio mexicano.

Añadió que el gobierno estadounidense quiere extender gradualmente el plan al resto de los cruces fronterizos.

El portavoz dijo que México no aceptará menores no acompañados ni personas con problemas de salud.

Sí recibirá a migrantes

El gobierno de México no aceptará la devolución de migrantes de centroamérica por parte de Estados Unidos, pero los recibirá por cuestiones humanitarias y con apego a una migración segura.

En un posicionamiento conjunto de las secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores, aclaró que no aceptará que México sea un tercer país para garantizar su seguridad ya que implicaría un compromiso vinculante de procesar todas las solicitudes de migrantes que buscan llegar al país vecino del norte y que pasan por territorio nacional, lo cual implicaría una responsabilidad jurídica.

El gobierno mexicano calificó como una medida unilateral la decisión de la administración estadunidense de repatriar a 20 extranjeros y ubicarlos en la garita de San Isidro y después extender esa medida a otras más.

(Con información de AP y Notimex)