Ante la polémica política migratoria de Estados Unidos “tolerancia cero”, el canciller Luis Videgaray solicitó a la ONU tomar medidas para evitar la separación de niños y niñas migrantes de sus familias, en la frontera entre Estados Unidos y México.

Durante su gira de trabajo en Nueva York, Videgaray se reunió con el secretario general de la ONU, António Guterres, con quien coincidió que los migrantes y refugiados deben ser tratados con dignidad y respeto de sus derechos humanos, independientemente de su condición migratoria.

“La lamentable política migratoria de Estados Unidos es un acto cruel e inhumano pero además injustificado. Solicitamos al secretario general que como lo ha hecho hasta ahora se mantenga involucrado personalmente en el tema. La respuesta que hemos obtenido ha sido sin duda de un gran compromiso con la niñez”, declaró Videgaray a medios tras la reunión.

El secretario de Relaciones Exteriores también informó que hoy durante la Conferencia de las Partes de la Convención sobre los Derechos del Niño en la ONU, el gobierno de México volverá a expresar su más enérgica condena a la política migratoria de separación de familias migrantes.

Finalmente, de acuerdo con un comunicado de la cancillería mexicana, Videgaray señaló la importancia de adoptar el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular de la ONU, el cual se negocia actualmente en Nueva York, bajo la facilitación de los Representantes Permanentes de México y Suiza.

Resolución

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) discute hoy una propuesta de Resolución de condena a la política estadounidense de separación de familias migrantes, que mantiene a más de 2,300 niños alejados de sus padres.

El borrador del proyecto de resolución expresa “enérgicamente el rechazo a cualquier política migratoria que conduzca a la separación de familias” por considerarla una “práctica violatoria de los derechos humanos”.

Este proyecto es impulsado por México y es patrocinado también por los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras, países de origen de la mayoría de las familias migrantes.

El proyecto de resolución también sugiere que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos realice una visita a la región de frontera de EU con México “a fin de observar las consecuencias” de la política separación familiar.

En la última reunión del Consejo Permanente, varias delegaciones habían hecho referencias críticas al tema de la separación familiar, pero la intención para hoy es aprobar un documento formal de condena. (Con información de AP)