El gobierno de México pidió formalmente a través de una nota diplomática a la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que aclare las discrepancias entre dos análisis sobre las elecciones presidenciales en Bolivia.

Un informe auditado por el organismo regional aseguró que si hubo fraude electoral en los comicios del pasado 20 de octubre donde se daba por ganador al expresidente Evo Morales, sin embargo, este 27 de febrero en el periódico The Washington Post se publicó un análisis estadístico hecho por John Curiel y Jack Williams, investigadores del Laboratorio de Ciencias y Datos Electorales del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en inglés) de Estados Unidos, en una nota bajo el título “Bolivia descartó sus elecciones de octubre como fraudulentas. Nuestra investigación encontró ninguna razón para sospechar fraude”.

Ante ello, la misión permanente de México ante la OEA solicitó la respuesta por escrito de la Secretaría General de la OEA que aclare las discrepancias entre el análisis contenido en la nota del The Washington Post y el análisis de la OEA.

Asimismo, pidió que se solicite a investigadores independientes especializados para que elaboren un análisis comparativo de ambas conclusiones.

Y en su caso, que se reconozcan las afectaciones de derechos humanos derivadas de los errores en el análisis de la OEA.

“La misión permanente de México aprovecha la ocasión para reiterar a la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos –Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia- las seguridades de su atenta y distinguida consideración”, se reitera en la misiva.  

El vocero de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Roberto Velasco, había adelantado el jueves que la misión mexicana pediría que se aclarara el caso, pues se consideraba que el análisis de los especialistas ponían en entredicho los resultados del informa de la OEA.