Ciudad de México. Gane quien gane la presidencia en Estados Unidos prevalecerá la división de su sociedad, el nacionalismo económico, así como la batalla con China y la turbulencia política interna complicará la relación con México, vaticina Antonio Ortiz-Mena López Negrete durante un evento celebrado en la Facultad de Derecho de la UNAM.

En el caso de que el demócrata Joe Biden triunfe, el ex ministro para Asuntos Económicos de la embajada de México en Washington, dijo que con México habría oportunidad de normalizar los procesos de toma de decisiones y cooperación en migración. En crimen organizado transnacional hay lagunas del lado mexicano, precisó durante el conversatorio “Elecciones Presidenciales en EU 2020. Escenarios para México”, en la que participaron Raúl Contreras Bustamente y Alfonso Muñoz de Cote Otero, entre otros académicos.

De ganar Trump, “México no debe hacer el trabajo sucio de EU en la frontera”, dijo, en clara referencia sobre lo ocurrido con la Guardia Nacional en la frontera con Guatemala.

La diferencia estratégica entre el TLCAN y el T-MEC, dijo, el primero fue una herramienta complementaria al modelo económico, y el segundo, un contrapeso de la visión económica del presidente López Obrador.

perla.pineda@eleconomista.mx