Washington. México se enfrentó a Bolivia este miércoles y cuestionó al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, por la misión del organismo a las elecciones bolivianas anuladas en 2019 y lo acusó de “lastimar la democracia”.

“Ustedes han deslegitimado a las misiones electorales”, acusó el  subsecretario para América Latina. Maximiliano Reyes, “Mi país denuncia el afán del Secretario General de intervenir en los asuntos internos de nuestros Estados y de lastimar nuestras democracias. Lo que ocurrió en Bolivia no debe repetirse jamás”.

La votación de octubre del 2019 fue anulada tras una auditoría de la OEA que estableció una “manipulación dolosa” en favor del entonces presidente Morales (2006-2019), que buscaba un cuarto mandato.

Morales terminó renunciando en medio de violentas protestas y presiones del ejército y se asiló en México y después en Argentina.

La canciller de Bolivia, Karen Longaric, que representa al gobierno interino que asumió tras la salida de Morales, refutó las acusaciones.

“Hay países que tienen problemas mucho más graves, problemas como el narcotráfico y sin embargo, se obstinan en asuntos de otros países”, lamentó Longaric.

México acusó además a Almagro de “lastimar la democracia en Bolivia” y le sugirió “someterse a un proceso de reflexión y autocrítica”.

“México sugiere al señor Luis Almagro someterse a un proceso de autocrítica a partir de sus acciones en contra de la Carta de la OEA y por lastimar la democracia de Bolivia, para determinar si aún cuenta con la autoridad moral necesaria para encabezar esta organización”.

Y reiteró que los pueblos de Venezuela y Nicaragua son quienes deben encontrar una salida pacífica y democrática en la situación de sus países.

“Mientras usted siga al frente de la Organización, señala el subsecretario a Almagro, la sobra de lo sucedido en Bolivia estará siempre presente. Usted ha desligitimado a las Misiones  de Observación Electoral  y ha llevado a la organización a un choque con la relaidad democrática actual en la región”.

Resoluciones Venezuela y Nicaragua

La Asamblea General de la OEA aprobó el miércoles una resolución para pedir una reforma electoral y el despliegue de una misión de observación en las elecciones previstas para 2021 en Nicaragua, un texto que Managua rechazó afirmando que no tiene efectos “vinculantes”.

El  texto fue aprobado por 20 países, con dos votos en contra y 12 abstenciones, incluyendo Argentina, México y Honduras.

También se aprobó una resolución que condiciona el reconocimiento de las legislativas del 6 de diciembre en Venezuela a que existan las condiciones necesarias de libertad y transparencia, garantías para la participación de “todos los actores” y la liberación de “presos políticos”.

A favor del texto votaron 21 miembros, cuatro se expresaron en contra y nueve se abstuvieron, entre ellos Argentina y México.

La resolución señala que el reconocimiento de las legislativas “va a depender de que existan las condiciones necesarias de libertad, justicia, imparcialidad y transparencia” y de que hayan garantías para la participación de “todos los actores” y la “liberación de presos políticos”.