Ciudad de México. El empresario mexicano Joaquín Leal, vinculado con la empresa Libre Abordo, sorteó sanciones que impuso el Departamento del Tesoro al régimen ilegítimo de Nicolás Maduro tejiendo vínculos con el Gobierno del presidente López Obrador.

Lo anterior fue investigado y documentado por el periódico El País y Armando.info.

La empresa Libre Abordo “se presentaba como una empresa nombrada por el Gobierno de México para hacer frente a este tipo de operaciones”, en referencia a colocar petróleo de Venezuela en el mercado internacional a un precio menor al del mercado, entre otros productos.

Libre Abordo “asegura que las autoridades mexicanas fueron clave en las negociaciones e instruyeron a una empresa estatal para facilitar los negocios que se camuflaron como ayuda humanitaria”, publica El País. Una de las autoridades es Maximiliano Reyes, subsecretario para América Latina y el Caribe de la SRE.

Partimos de que los empresarios que se acercan a nosotros lo hacen de buena fe y desean tener mejores vínculos económicos en la región”, comentó el subsecretario Reyes a El País y Armando.info.

Libre Abordo llegó a un acuerdo con Segalmex, un órgano de la Secretaría de Agricultura. “El presidente López Obrador instruyó a Segalmex para vender 210,000 toneladas de maíz con destino a Venezuela”, operación que se llevó a cabo en junio de 2019, fecha en la que el Departamento de Estado ya había impuesto sanciones al régimen de Maduro (2014). Maduro estaba urgido de intercambiar petróleo por alimentos. “Así se pactó el pago de ambos contratos con dos millones de barriles de PDVSA”.

La cifra se disparó a 30 millones de barriles en embarques entre noviembre de 2019 y mayo de 2020.

El 18 de junio de 2020 el Departamento del Tesoro sancionó a Libre Abordo y a Joaquín Leal. La UIF mexicana no hizo la chamba.

geopolitica@eleconomista.mx