En el inicio de las redadas en Estados Unidos anunciadas por el presidente Donald Trump, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, informó que hasta el momento no hay detenciones de mexicanos, de acuerdo con información de los 50 consulados de México que operan en el país vecino del norte.

Los cónsules mexicanos en Los Ángeles, Chicago, Houston, Dallas y Nueva York agregaron que las autoridades de esas ciudades anunciaron que no colaborarán en ningún operativo migratorio.

“No tenemos ningún reporte, en lo que denominamos redadas, que haya afectado hoy a un mexicano (…) Dependiendo de lo que ocurra entre hoy y mañana tomaremos otras decisiones en función del número de casos que se presenten. Mañana estaremos en condiciones de hacer un corte de lo que se presente”, informó en conferencia de prensa Marcelo Ebrard.

A pesar de que no hay ninguna detención en el marco del inicio de redadas, el canciller precisó que no significa que no estén ocurriendo.

El pasado viernes se registraron operativos migratorios en San Diego y Miami. En San Diego se reportaron 20 detenidos, aunque no se sabe con exactitud que todos sean mexicanos, mientras que en Miami no hubo detenciones.

Por su parte, la embajadora de México en Washington, Martha Bárcena, precisó que hasta el 1 de julio hay 1,807 mexicanos detenidos en los centros de detención de Estados Unidos los cuales cuentan con una orden de deportación definitiva y se espera se inicie su retorno en los próximos días.

Ambos funcionarios aseguraron que hay comunicación con autoridades estadounidenses como el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE), la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP), así como con subsecretarios.

“Yo voy a estar en comunicación con Mike Pompeo (secretario de Estado de Estados Unidos) una vez que ocurran fenómenos de detención que no estén claros, están conscientes de que a México le preocupan mucho los derechos de los mexicanos. Vamos a ver qué ocurre en los próximos días y en función, podremos informar que sigue”, dijo Ebrard.

Además, reiteró que México cuenta con varios millones de dólares para apoyar contingencias como el aumento de deportaciones de mexicanos y aseguró que el país está preparado para recibirlos pese a que también crezca el número de deportaciones de migrantes centroamericanos.

“Yo no estaría preocupado de que nos fuera a rebasar el número pero vamos a estar preparados”, dijo.

De acuerdo con reportes a la semana entre 200 y 400 personas centroamericanas son deportadas a México.