Fráncfort.- La canciller alemana Angela Merkel aplaudió el sábado la promesa de China de actuar ante el creciente incremento de las temperaturas mundiales antes de una conferencia internacional sobre el clima, pero pidió objetivos más ambiciosos para reducir las emisiones de efecto invernadero.

"Es notable que China (...) haya dado un plazo para la reducción de 2030", dijo Merkel en su podcast semanal en internet. "Pero los objetivos propuestos para la reducción no nos permitirán llegar al objetivo (de Naciones Unidas) de (limitar el aumento de la temperatura global por debajo de los) 2 grados centígrados.

NOTICIA: Las fechas de la movilización mundial por el clima

"Eso significa que necesitamos procesos de seguimiento que, en mi opinión, deben ser vinculantes", subrayó la canciller.

Merkel también destacó la importancia a largo plazo que tiene la energía del carbón de Alemania, una de las mayores economías y principales exportadoras del planeta.

NOTICIA: Desastres naturales costaron 1.5 billones de dólares en 10 años

Las declaraciones de la líder alemana se producen antes de la reunión de líderes mundiales que empieza en París el lunes, para una cumbre que pretende alejar a la economía mundial de la dependencia de los combustibles fósiles.

Varios estudios científicos prevén que los compromisos realizados hasta ahora -en el mejor de los casos- sigan elevando la temperatura mundial entre 2.7 y 3 grados o incluso 3.5 por encima de la época preindustrial en 2100. Esas cifras exceden el límite acordado por la ONU de 2 grados.

NOTICIA: Este año será el más caluroso desde que hay registros: ONU

China ha prometido que sus emisiones de dióxido de carbono llegarán a su punto máximo en 2030, pero no ha dicho cuánto subirán antes de esa fecha.

mac