Montevideo. Los países del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) acordaron suspender la elección directa de los integrantes del Parlamento del bloque, que ahora serán sustituidos por parlamentarios nacionales, con el “afán de optimizar los recursos”.

El anuncio, realizado por el canciller paraguayo Luis Alberto Castiglioni, supone la suspensión por tiempo indefinido de la elección por sufragio universal directo de los conocidos como parlasurianos, que fue acordada en el 2014 y que debía ser implementada en el 2020.

El presidente Mario Abdo Benítez, en su cuenta de Twitter, dijo que “el dinero ahorrado será destinado a la inversión social”.

Paraguay tiene 18 parlamentarios y cada uno recibe un salario mensual de 5,100 dólares para reunirse con sus pares de Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela una vez al mes en Montevideo.

Brasil es el país con la mayor cantidad de representantes con 75, le sigue Argentina con 43, Venezuela con 32 y Paraguay y Uruguay tienen 18 cada uno.

Venezuela fue suspendido en el 2018 del Mercosur a raíz de la crisis política, social y económica que atraviesa bajo la administración del presidente Nicolás Maduro.

Tomás Bittar, vicepresidente del Parlamento del Mercosur (Parlasur), expresó a periodistas en Asunción que están recibiendo muchas críticas por sus altos salarios con relación a la escasa actividad que realizan, pero sostuvo que “no soy yo quien fija el monto de los sueldos”.

Agregó que el Congreso de cada país debe eliminar definitivamente el funcionamiento del Parlasur. Opinó que poner fin a ese cuerpo “será un retroceso en la consolidación del Mercosur”.