Un juez canadiense concedió libertad bajo fianza de 10 millones de dólares canadienses (7.5 millones de dólares estadounidenses) a una alta ejecutiva china de Huawei que enfrenta una posible extradición a Estados Unidos en un caso que provocó la aparente detención de un exdiplomático canadiense en Beijing y complicó las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

El juez William Ehrcke anunció el martes su decisión de otorgarle la fianza a Meng Wanzhou después de dos días y medio de audiencias.

Meng es directora financiera del gigante de telecomunicaciones chino Huawei y también es la hija del fundador de la compañía. Fue detenida a solicitud de Estados Unidos mientras realizaba una conexión en Vancouver el 1 de diciembre, el mismo día en que los presidentes Donald Trump y Xi Jinping acordaron una tregua por 90 días en una disputa comercial que amenaza a los mercados mundiales.

Estados Unidos ha acusado a Huawei de utilizar una compañía fantasma en Hong Kong para vender equipo a Irán, lo que violaría las sanciones impuestas por el gobierno estadounidense. También afirma que Meng y Huawei mintieron a los bancos sobre la relación comercial de la compañía con Irán.

En un aparente acto de represalia, China detuvo el lunes a un exdiplomático canadiense en Beijing.