Nueva York. Preguntas educadas, tendencia a la moderación, pocas críticas a una campaña con acceso restringido. Los periodistas molestan menos a Joe Biden que a Donald Trump, reconocen varios especialistas en medios, y algunos justifican esta diferencia por los métodos del presidente.

El “caso Hunter Biden”, sobre un supuesto vínculo entre el exvicepresidente y una empresa ucraniana acusada de corrupción, ocupó una parte importante del espacio mediático la semana pasada. Pero a Biden no se le preguntó sobre el asunto por primera vez hasta dos días y medio después, y su respuesta fue restarle importancia al tema.

Al día siguiente, el candidato demócrata no habló con los medios de comunicación que lo siguen a diario en su campaña.

Y el domingo, solo respondió una pregunta ... sobre el aroma de su batido.

“Pregunta del día para Joe Biden”, tuiteó Jonathan Martin, reportero político del New York Times: “¿Te escondes esta semana porque solo quieres responder preguntas sobre malteadas?”

Obama pide apoyo

El exmandatario estadounidense Barack Obama llamó el día de ayer 21 de octubre, a los seguidores de Joe Biden a movilizarse y votar en las elecciones del 3 de noviembre, y no confiarse de los sondeos favorables, en un extenso discurso en el que también denunció a su sucesor Donald Trump.

“No podemos confiarnos. No me importan los sondeos”, dijo en un mitin en Filadelfia, en el estado clave de Pensilvania.

“Esto no es un reality show. Es la realidad”, dijo el expresidente. “Y el resto de nosotros hemos tenido que vivir con las consecuencias de que él (Trump) demuestre ser incapaz de tomarse el trabajo en serio”.