Las impresiones públicas de Hillary Clinton están en un máximo histórico, con una gran mayoría de los estadounidenses que dio comentarios positivos acerca de su trabajo como Secretaria de Estado del país y otro tanto que quiere que sea candidata a la Presidencia en el 2016, según una nueva encuesta de The Washington Post y ABC News.

En general, 57% de los estadounidenses dice que favorecería la candidatura de Clinton; tal apoyo mostró un pico entre las mujeres más jóvenes.

Entre todas las mujeres, 66% respondió que apoyaría a Clinton como candidata a la Presidencia en el 2016; entre las menores de 50 años, 75% respondió lo mismo y 54% entre las personas de 50 años o más; 49% de los hombres apoya una candidatura presidencial de Clinton, sin importar la franja de edad.

Clinton recibe un apoyo mucho mayor entre las mujeres que entre los hombres independientes (68 contra 52%) y entre quienes se identificaron como republicanos también tiene un mayor apoyo entre las mujeres que entre los hombres (35 contra 13 por ciento). Pero el apoyo a la candidatura presidencial de Clinton es alto entre los hombres y mujeres demócratas (80 y 84%, respectivamente).

Los republicanos están mucho menos en favor de una candidatura presidencial de la exprimera dama: en la encuesta, 23% de los republicanos apoyaría una campaña en el 2016 y 73% se opondría. Cerca de 82% de los demócratas en general apoyaría su candidatura, con una mayoría que asegura lo haría con fuerza . La mayoría de los independientes (59%) también apoyaría otra campaña de Clinton.

Parte de este apoyo proviene de su alta popularidad global: 66% de todos los estadounidenses expresa opiniones favorables de la próxima exsecretaria de Estado; una significativa mayoría en el nivel de apoyo para el puesto en más de 20 años de encuestas; 68% aprueba la forma en que ha manejado su trabajo actual, como jefe de la diplomacia estadounidense.

En ambos tenores -la popularidad del personal y el desempeño laboral-, los demócratas son un apoyo abrumadoramente mayoritario para la líder del partido, lo mismo que cerca de dos tercios de los independientes. Incluso un número considerable de los republicanos se encuentra en el mismo barco, sobre todo en lo que respecta a la calificación de cómo se desempeña como Secretaria de Estado: 40% la aprueba y 50% la desaprueba. (En el último punto, apenas 12% de los votantes republicanos aprobó la forma en la que el presidente Obama hace su trabajo).

Con 66% de percepción favorable, Clinton está en el punto más alto de su carrera en términos de percepción pública. A principios de este año también estaba bien posicionada, superando los números de sus periodos más populares a finales la década de los 90. Los nuevos datos representan un cambio claro desde abril del 2008, cuando sólo 44% de los estadounidenses expresó opiniones favorables, un punto bajo de esa campaña.