La decisión sobre si es el Gobierno o el Parlamento quien debe activar el artículo 50 se conocerá en los próximos días. El Gobierno británico cree que tiene pocas posibilidades de ganar la batalla legal para activar el Brexit sin pasar por el Parlamento, una decisión que tomará el Tribunal Supremo en los próximos días y que será clave para el futuro de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Según informa el diario The Guardian, varios miembros del ejecutivo de Theresa May se han mostrado preocupados sobre las pocas posibilidades que el Gobierno tiene de ganar este caso. Al parecer, al menos siete de los 11 jueces que tomarán la decisión final en el Tribunal Supremo están a favor de obligar a May a pedir autorización al Parlamento para activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que marcará el comienzo oficial de la desconexión con Europa. Frente a este planteamiento, May defiende que su Gobierno tiene capacidad para, de forma independiente y sin pasar por el Parlamento, activar este artículo e iniciar el Brexit.

El diario británico asegura que el Gobierno tiene preparadas ya al menos dos versiones de la ley que deberá ser presentada (y aprobada) por el Parlamento, según sea la decisión final del Tribunal. Al parecer, Theresa May habría pedido a los jueces conocer su veredicto antes de que sea público para preparar un plan de contingencia.

La vocera oficial de Downing Street se reunió con la prensa extranjera, y ha asegurado que no hay que hacer caso a las especulaciones de la prensa británica y que el Gobierno no hará ningún comentario hasta que no se conozca la decisión del Tribunal.