La popularidad del mandatario argentino Mauricio Macri alcanza alrededor de un 65% dos meses después de que ganó la presidencia por un estrecho margen y desencadenó una devaluación monetaria como parte de su plan para reactivar a la tercera economía latinoamericana, según mostraron dos encuestas.

Macri, un conservador, registró una popularidad de un 64% en una consulta de la firma Poliarquía publicada el viernes y de un 67% en el más reciente sondeo de la empresa Isonomía.

NOTICIA: Mauricio Macri, el millonario que anhela la Presidencia de Argentina

Su ajustada victoria el 22 de noviembre terminó con más de una década de gobierno de izquierda y Macri ha prometido terminar con las políticas intervencionistas que molestaron a inversores y al sector agropecuario.

Su primera gran medida después de asumir la presidencia el 10 de diciembre fue hacer flotar al peso. Eso disparó una devaluación del 28%, pero las encuestas publicadas muestran que Macri se ha ganado a muchos argentinos en sus primeras semanas como mandatario.

Macri podría enfrentar presiones de legisladores de la oposición en marzo, cuando el Congreso regrese al trabajo tras sus vacaciones, y también de los sindicatos cuando comiencen las negociaciones para los aumentos de salarios.