Una periodista estadounidense y uno francés fueron reportados muertos en un ataque de mortero lanzado a la ciudad siria de Homs la mañana del miércoles, anunciaron activistas antigubernamentales y un portavoz del gobierno francés.

Uno de los periodistas asesinados es Marie Colvin, nacida en Estados Unidos, una veterana corresponsal extranjera de el diario británico Sunday Times, quien también ha reportado para la CNN, la BBC y otros medios de comunicación. El otro es Remi Ochlik, un fotógrafo francés ganador de varios premios.

Fue difícil confirmar de manera independiente los detalles del bombardeo, debido a que el gobierno sirio controla el acceso a Homs y a otras partes del país. Valérie Pécresse, portavoz del gobierno francés, confirmó las muertes de los periodistas en París.

El ministro del Exterior británico, William Hague, llamó a los asesinatos un terrible recordatorio del sufrimiento que vive el pueblo sirio, asimismo afirmó que los gobiernos de todo el mundo tienen la responsabilidad de terminar con la despreciable campaña de terror del presidente Bashar al-Assad en Siria.

A través de su larga y distinguida carrera, Marie Colvin era la efigie de los más altos valores del periodismo , expuso Hague.

Activistas de la oposición, manifestaron que Colvin y Ochlik entraron a Homs sin permiso de las autoridades sirias y se encontraban en una casa en el barrio de Baba Amr junto con otros periodistas extranjeros, cuando el edificio fue alcanzado por el mortero.

Por lo menos otros dos periodistas resultaron heridos en el ataque, afirmaron los activistas.