San Juan. En los tres meses posteriores al paso del huracán María, la isla registró más muertes de lo normal debido en gran parte a los problemas que tuvo la población para obtener medicamentos o atención médica, indicó un nuevo estudio.

Los investigadores analizaron una pequeña muestra de vecindarios y a partir de ello estimaron que ocurrieron hasta 4,645 muertes más de lo habitual, una cantidad mucho más alta de la que habían indicado estudios anteriores.

La investigación fue publicada en la versión electrónica de la revista New England Journal of Medicine. Es el estudio más reciente tras el paso del huracán de categoría 4 que arrasó la isla en septiembre del 2017 y causó un daño estimado en más de 100,000 millones de dólares. Los investigadores, dirigidos por la Universidad de Harvard, calificaron la cifra oficial de 64 decesos como una “subestimación sustancial”.

María ocasionó el apagón más grande en la historia de Estados Unidos y dejó sin energía a toda la isla caribeña, incluidos hospitales y asilos equipados con respiradores.

Aunque el gobierno de Ricardo Rosselló cedió a la presión popular y política y en febrero puso en marcha una investigación, encargada a la Universidad George Washington, ésta de momento no ha presentado ningún dato. El gobierno rechazó colaborar con Harvard.