Minsk.- Unos 3,000 manifestantes antigubernamentales fueron detenidos y decenas de personas resultaron heridas en Bielorrusia en la noche del domingo al lunes tras la elección presidencial, indicó el ministerio del Interior, negando que haya muertos.

"En total, en todo el país, fueron detenidas unas 3,000 personas (...) Durante los incidentes, más de 50 ciudadanos y 39 policías resultaron heridos, algunos de ellos están hospitalizados", declaró el ministerio en un comunicado, informando de manifestaciones nocturnas "no autorizadas” en 33 ciudades y localidades del país.

La agencia rusa Ria Novosti registró los choques, así como los medios bielorrusos de oposición en los alrededores del monumento Stella de la capital.

Un periodista de la AFP escuchó la explosión de granadas sonoras en ese lugar y vio a las fuerzas del orden, equipadas con escudos antidisturbios, dirigirse hacia los manifestantes.

El sitio era inaccesible debido al importante dispositivo de seguridad. Según la prensa, hubo detenciones de manifestantes.

Videos filmados por testigos y difundidos por los medios Nacha Niva y Nexta a través de redes sociales, mostraban a grupos de manifestantes que trataban de congregarse. Los policías los dispersaba por la fuerza en algunos lugares.

Un fotógrafo de la AFP vio a manifestantes insultar a policías y otros mostraban banderas de la oposición frente a los piquetes de las fuerzas del orden que impedían el acceso al centro de la ciudad.

Se registran manifestaciones en otras ciudades, según medios bielorrusos de oposición.

La elección presidencial estuvo caracterizada por una movilización sin precedentes durante la campaña a favor de una novata en política, Svetlana Tijanovskaia.

Tijanoskaia dijo el domingo que "la mayoría" la apoyaba, mientras una encuesta oficial a salida de urnas acordaba la victoria aplastante al jefe de Estado Alexandre Lukashenko, en el poder desde 1994.